Loa al sarcasmo

Por Lorena Acosta Iglesias

            A Diógenes de Laercio,

            mentor en estas artes,

            el más sincero entre los

            embaucadores postreros

            del deber, merecer,

                                   IVA incluido.


Hoy mi piel escudera

se ha bañado de la viscosa

indiferencia.


Hoy quiero reírme del mundo

hasta mancharlo del dolor

esquivo que relampaguean

mis dientes, panorámica

del juicio del insensato.


Hoy me rompería en las cosas

que me señalan

¡y sería tan gozoso!


En un último gesto

simultáneamente

rasgar la frontera

entre mi ventana

y el tribunal

de sus medidas.


¡Y la risa amable conviértase

en el sopor estridente

que les devuelve sonoramente

la asquerosa semblanza

de su dedo indicativo!


Y reconocer,

tan sólo íntimamente,

—léase, en mis vísceras

pestilentes— que el reverso

de mi carcajada

es el índice del odio

hacia mi misma.

Un comentario en “Loa al sarcasmo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s