Un pacto

Por Paulina Luisa Sarfson*

Cuando Bertone ejecutó el plan como prueba de su amor por la Señorita Leticia,  las cosas no salieron bien. 

¿Qué camino tomar?  ¿Correr hasta el fin del mundo, lejos de ellos? Pero, ¿cómo, con qué, dónde? ¿Y la Señorita Leticia? ¿Y la promesa de una noche de amor con él sólo por esa caja?

Volver a la cárcel tampoco  era una opción. Imaginó una posible fuga  peleando contra todos,  las feroces mandíbulas de los mastines del penal mordiéndolo, atacándolo. Herido. Débil. Los guardias, las rejas, los alambres de púa, y las luces, esas luces cegadoras otra vez dentro de sus pupilas trepanándole el cerebro. No, de ningún modo la cárcel. 

Por la Señorita Leticia,  su caja y su paga.

“¡Rápido Bertone, antes que ellos, vamos, coraje!”, se alentaba. 

A pesar del peligro, con cautela y entre sombras, llegó a su oscura, vieja y apolillada piecita mientras el  gato, también oscuro, viejo y apolillado comía indiferente una asquerosa rata maderera.

Buscó la caja detrás del ruinoso ropero y una vez más miró la foto de la Señorita Leticia, con lujuria.  

La Señorita Leticia, feliz con esa caja entre sus delicadas manos, lo elogió por su lealtad y valentía, y en recompensa, la noche entera para los dos. El rústico, vulgar, pobre y ordinario Bertone en el lecho de esa Dama de marfil.

A la madrugada se alejó sin ruido cerrando la puerta para siempre, de acuerdo al pacto previo entre ambos. 

Y ahora ellos tras su sombra. Ellos o la policía. Entró sin temor en su pequeño refugio. Al abrir la  puerta de su pobre mundo, con su sueño, su pasión intacta, su fantasía más oscura cumplida, en nombre del secreto de los dos,  morir ya no le importaba.


*La autora es Periodista graduada. Redactora. Correctora. Colaboración en medios escritos y audiovisuales.  Postítulos en enseñanza de Escritura y Literatura, Ministerio de Educación Argentina. Coordinadora Talleres de Periodismo y Publicidad, Escuelas Medias Públicas, Buenos Aires y de Talleres de Escritura de manera autónoma. Invitada eventos Secretaría de Cultura, Municipalidad de Vicente López, Buenos Aires, donde reside desde 2010.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: