La oscuridad

Por: Arturo Cruz Flores*

María Elena confirmó con su familia que el viernes saldría durante la tarde noche, debía realizar algunos pendientes del trabajo. Estaba decidida a continuar con las enseñanzas e instrucciones que recibió de su familia, sus dos abuelas habían practicado las artes del ocultismo, y las limpias basadas en energía, veladoras y hierbas.

Malena como era conocida, decidió tras mucho pensar, analizar y reflexionar, lo que sería continuar con una tradición de más de seis décadas. Y sí, hubo algunos años donde parecía que la tradición era fracturada, pero las costumbres hacen sentir su fuerza y peso. Decían las mujeres mayores de esta familia, que siempre será responsabilidad de la primera mujer de cada familia, recibir estas tradiciones, conocimientos y poderes. La hija mayor, la primera en nacer, llevaba así esa responsabilidad enorme.

Pero como se había mencionado en las tradiciones de la familia WonderDust, algunas décadas se brincaba, pero no del todo, aunque fuera en edad madura las primeras mujeres terminaban por aceptar sus encomiendas y destinos. La mujer así debía hacer algunas cosas, que han sido destinadas, para acercarse a su destino, a su armonía, a su naturaleza propia …a su poderoso ser eterno. 

Durante decenas de años, centurias que brillaban a lo largo del tiempo, durante momentos donde la luz y la oscuridad aún no existían en este universo, o decir que el universo mismo no existía, se crearon entonces las diferentes razas, que poblarían el cosmos, seres virtuosos con facultades sobre especiales.

Nació entonces la raza de Las Señoras de la Noche, mismas que fueron llamadas Brujas con el paso del tiempo. La familia de Malena procedía de ese grupo, el camino había sido marcado, delineado por el cosmos, por la noche.

Malena entonces llegó a un claro, un área verde y libre del Bosque de las Sombras, ahí era conocido como el Páramo de Hielo, un antiguo lugar, mucho muy antiguo, donde las mujeres de toda su familia, habían hecho el mismo ritual de elevación.

Durante los años de infancia, la mujer vivió de manera normal, con su familia, ella fue la tercera de cuatro hermanas, Antonia, Majestic, y Alfa, quienes también demostraron tener habilidades, conocimientos, y poder, aunque no en la misma capacidad y poderío que Malena. Ella era la mayor, la primogénita.

Cómo decían las escrituras milenarias de los tiempos primitivos, Las Señoras de la Noche tenían en sus familias a una Jefa Mayor, que sería siempre la mujer primera nacida, quienes llevarían el báculo, de poder supremo.

El Páramo de Hielo, era un lugar especial, donde los primeros seres cósmicos que se manifestaron en el universo hicieron sus primeras ceremonias, sus primeros hechizos, sus primeros sacrificios, ahí se había concentrado todo el poder en este plano de existencia.

Las jóvenes mujeres de las familias de linaje de Las Señoras de la Noche eran instruidas, las que no tenían oportunidad de ser enseñadas por sus tutores o padres, recibían las instrucciones, y conocimientos en el Plano Astral, cuando dormían, sus almas se desdoblaban hacia otras dimensiones, donde los conocimientos se les brindan, con todo, teoría y práctica.

No había escapatoria para las hijas primeras de cada familia, ellas debían soportar y heredar los conocimientos, aunque tuvieran hermanos o hermanas menores, con facultades, ellas deberían avanzar en sus caminos internos, en su momento, en su tiempo, a su ritmo. Entonces la mujer siguiendo el destino que le marcaban sus pulsos cardiacos, avanzó y avanzó sobre el piso lleno de hojarasca del Bosque de las Sombras, ese lugar que se ha convertido en un emblema del ocultismo.

Entonces la mujer de conocimiento, llegó al centro del Páramo, dejó en el suelo su mochila en la que llevaba varias cosas, comenzó a meditar a realizar plegarias a emanar oraciones, como si se tratara de mantras sanscritos, en cada una se liberaban vibraciones que impactaban poco a poco sobre el silencio y el sonido, del lugar.

Cada palabra emitida desde el fondo de su subconsciente, iba creciendo en poder, y presión electromagnética, de pronto una corriente eléctrica provino del mismo espacio y aire que recorrió el cuerpo de la mujer, las chispas de luz de electricidad fluían sobre todo su ser. La energía manifestaba resplandores y se escuchaba con intensidad la vibración de la descarga, incluso hacia vibrar el suelo.

El cuerpo de la hechicera comenzó a levantarse, se elevó, subió poco a poco desde el suelo hacia las alturas, los resplandores de la luz, irradiaban el Páramo, el bosque, esa luz expandía hacia arriba, hacia abajo, por los alrededores de la mujer. Un metro, dos metros, la conciencia de la Bruja se había expandido, su energía permitía entonces que su cuerpo flotara y se elevara sobre los suelos de la Tierra, la levitación que manipulaba, fluía de manera natural, como se lo hubieron mencionado sus ancestros en sueños, en planos astrales.

La mujer se elevó varios metros más sobre las copas de los enormes árboles gigantes del Páramo, su luz y resplandores, se alcanzaban a ver a kilómetros de distancia alrededor, permaneció en esa posición unos minutos, la energía del cosmos fluyó y fluyó, recorrió cada parte y cada átomo de su cuerpo, ella sabía que su comunión con el cosmos de las sombras, se había consumado.

Descendió lenta y cuidadosamente, en su mente, alma, corazón, y en su espíritu, puso los pies en el suelo de hojarasca, entendida y llena de su comunión completa.


*El autor es Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Maestro en Educación, fotógrafo, columnista, periodista, creador de los programas de radio y podcast Función Estelar Radio Podcast, Relatos de lo Paranormal, El Túnel de Gusano, escritor del libro Relatos de lo Paranormal 2018.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: