CATARSIS

Por: Andrei Velit*

Estoy harto, lanzaré unas cuantas palabras a mi auditorio imaginario: 

Los muros que me rodean son grandes 

y tras ellos se encuentra lo que se fue de mis manos, 

lo que con inmadurez y orgullo extravié. 

Sentimientos, emociones, recuerdos, instantes de felicidad…

 Lo que no regresará así negocie mis mayores bienes por volver a sentir. 

Y los años, como autócratas, 

avanzando sin importarles mi derrota, 

soslayando mi cuerpo arrodillado 

sin más esperanza que la de las migajas del impasible destino. 

Debí tomar un curso de autoestima, 

debí dejar de ser el eco 

que el pasado ofrece al vacío de estas cuatro paredes 

que asemejan una prisión. 

Afuera, los murmullos crecen, los vasos chocan, 

dos enamorados se juran fidelidad. 

Los ladridos de los perros compiten en duración entre sí, 

las personas trasgreden la ley, 

los pasos se aceleran, 

el hambre apremia, aún persiste el temor. 

Los hospitales colapsan, 

el recibo por devolverles a su muerto ya las 4 cifras excedió. 

Las autoridades aún no se cansan de embaucar 

ni los poderosos de lucrar… 

las injusticias prosperan, 

así como nuestro desamor prosperó.

Ahora lo sé: 

mi distancia y tu distancia ya no es solo social.

Solo imagino lo que pasa en el mundo, 

pues ya he decidido no salir:

Ya no me animo a observar a las estrellas

ni me interesa la luz que de niño miraba obnubilado. 

Ya no le encuentro misterios a la luna, 

ya no busco entre la noche 

los maullidos de aquel misterioso y escurridizo gato. 

Ya no le pido a algún dios la vida eterna, 

ya no juego con demonios a morir, 

ya extravié el trébol de mi billetera, 

ya no creo ─ni nunca creí─ que la suerte sea para mí. 

Ya no reviso tu perfil, 

ya no recurro a tu foto cuando la nostalgia se disfraza de verdugo, 

ya no me preparo un pan con mermelada a media noche, 

ya no espero toparme en sueños con tu frágil piel, 

ya no invento historias donde tú y yo somos algo, 

ya no creo que en otra vida nos volvamos a juntar, 

ya olvidé dónde dejé la carta que te escribí, 

ya me resigné a que nunca llegue a tu buzón, 

ya aumenté una frazada a mi cama, 

ya me resigné a que ningún otro cuerpo me ofrezca su calor, 

ya no despierto a media noche transpirando, 

ni me vuelvo a dormir con la paz que tu presencia 

en un rincón de la cama alguna vez me trasmitió, 

ya no juego a ser escribidor de versos, 

ya no me conmueven los 23 de abril, 

ya no escribo pensando en tus febriles ojos, 

ya ni siquiera recuerdo que alguna vez te escribí, 

me leíste y te conmoviste

y te enamoraste de los versos que describían tu perfecta unidad.

Ya eliminé la palabra amor de mi vocabulario, 

ya aprendí a quererme y en unos días fácilmente desaprendí, 

ya empecé a olvidar, 

y en unos minutos lo único que terminé haciendo fue recordar. 

Ya escondí los gilletes de mi cajón, 

ya entendí que la vida, aún vacía, se la tiene que vivir. 

Pero, ¿lo valdrá?

Estoy harto, en serio… 

que las personas que aprecie 

me dejen de hablar o me trivialicen. 

De la bipolaridad que les demuestro, 

de ser un pretencioso bufón en las redes sociales 

y que, por el contrario, en estas letras solo halle melodrama. 

De estar en la friendzone año tras año 

y conformarme con ser un gran y experto consejero 

mientras que por dentro 

el que necesita con urgencia un consejo sea yo. 

De pretender ser un héroe anónimo 

y tan solo logre mostrar una estúpida mueca de villano.

 De haber anhelado el cielo 

y haber conseguido solo la frialdad del suelo…

Ya estoy harto, en serio… 

de ya no ser el que yo quise ser, 

o el que algún día quisiste que fuera. 

No fui ninguno de los dos, 

ni ninguna opción que la vida me ofreció. 

Solo le hice caso a esa sombría voz que aún me llama 

y me dice que su oscuridad 

será mejor que cualquier mentira que viví.


*Nació en la ciudad de Huancayo – Perú. Estudió Administración de Empresas. Gusta de la lectura de libros gracias a la influencia de su padre.

Comparto artículos, relatos y poemas en diversos blogs y revistas nacionales e internacionales siendo un participante activo en la vida cultural de mi ciudad. Estoy pronto a publicar un libro de relatos y otro de poemas“.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: