Confinamiento y retirada hacia la búsqueda de la solidez

Por: Francisco Hernández Echeverría*


Acaba de publicarse en Italia un libro escrito por una estudiante de 20 años, cuyo sugestivo título es: Prontuario filosofico anti covid-19. Il conforto della letteratura. Un dialogo con i classici per riscoprire noi stessi e non sentirci soli (Manual filosófico anti covid-19. El consuelo de la literatura. Un diálogo con los clásicos para redescubrirnos y no sentirnos solos). 

               Camilla Acampora, la joven autora, trata de ofrecer un mensaje de esperanza y consuelo ante la emergencia sanitaria mundial, en el que su voz tal vez sea la voz de una generación que ahora sí genere un verdadero cambio por cuestionar tajantemente el impacto de la experiencia líquida que estábamos viviendo bajo la cruzada neoliberal globalizadora, y en la que casi toda la humanidad sacrificaba todo su ser en el altar de la deshumanización del proceso productivo. 

              Acampora, a través de la recuperación de los textos escritos por los antiguos va construyendo una especie de breve guía para la supervivencia espiritual y psicológica durante la emergencia por covid-19, en la que los lectores puedan encontrar un poco de sí mismos, entrar en un diálogo consolador y de cercanía moral cuando no puede haber presencia física con el otro. Por medio de reflexiones personales, mensajes universales de los grandes clásicos y poesía escrita por ella misma, Acampora nos recuerda que debemos de urgentemente regresar la mirada hacia una mejor comprensión del rol humano en la belleza que representa su dualismo entre fragilidad y potencialidad, ya que esta dualidad es precisamente lo que distingue al ser humano. 

              Los temas principales que se abordan en el libro giran en torno del tiempo, la soledad y la necesidad de buscar apoyo seguro, no sólo físico, sino emocional y espiritual, lo que remite a reconsiderar la solidez de los valores hoy disueltos, licuados. Esto significa hablar de la esperanza del triunfo de un nuevo Humanismo, de una nueva generación que dará un giro fundamental en su comportamiento para adaptarse a la amenaza de salud que estamos viviendo a una escala sin precedentes, ya que al ser global está obligando a las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales a cambiar. 

              La Introducción tiene como epígrafe un fragmento escrito por Giacomo Leopardi en su Ultimo canto di Saffo (Ultimo canto de Safo, 1822): “Vivi felice, se felice in terra visse nato mortal” (vive feliz, si es que feliz en tierra vivió un mortal nacido). Una cita que no está colocada así como así, ya que muchos en su confinamiento personal quizás estén pasando por el drama que experimentó la poeta de Lesbos en las cuestiones del anhelo de amor y la inexplicable impiedad de la Naturaleza, que si bien en Safo la queja es por habérsele negado los gráciles dones de la belleza capaces de seducir la insensible alma del joven Phaón, en nuestro contexto, el encierro ha revelado los límites de los sitios en que se llevaban a cabo los encuentros idílicos y la futilidad de la aventura de una noche, para rehabilitar la noción de noviazgo con compromiso y el sólido ideal de vivir en pareja, en común-unión; pues como afirma el psiquiatra francés Jean-Paul Mialet, la ligereza de las relaciones entre hombres y mujeres, promovidas y aplaudidas por los aparatos ideológicos desde la década de 1980 podría pasar de moda. Después de que toda una generación —o varias subgeneraciones que la globalización inventó para segmentar mejor el mercado— fuera encaminada —o más bien enajenada— hacia el ávido consumo del amor bajo el espejismo de una “nueva libertad”, una libertad que ninguna generación había experimentado antes que ellos, el obligado paréntesis del confinamiento ha impuesto dolorosa conciencia a hombres y mujeres de que para engañar el aburrimiento de la líquida vida cotidiana, el peso de la soledad y el radical individualismo y egoísmo por pensar en uno mismo en prioridad, se entregaron al gran aturdimiento virtual vistiéndolo con ropa de fiesta en Facebook o Instagram: viajes, comidas, lugares glamorosos, selfies, exotismo, comentarios ridículos, poses bobas, un burbujeo virtual que más que mostrar sus límites durante el encierro, les ha mostrado la fragilidad de la vida y que la animación del otro es necesaria, que la presencia real tiene un peso completamente diferente al de la animación de las pantallas. 

              Dentro del frenesí pandémico, la aparición de este tipo de textos es inspirador por derribar aquellas utopías impuestas por el orden dominante líquido en el que las redes sociales nunca habían estado tan activas, y nunca habían demostrado tanto su vacío, hasta el punto de causar dolor incluso en quienes decían preferir, en tiempos normales, evitar la sociedad. Así mismo, pone en duda todos esos movimientos sociales, que pocos meses antes de anunciarse la crisis pandémica global, estaban priorizando una libertad que creían adquirida gracias a las evoluciones de la técnica y las luchas del pensamiento. 

              De la mano del estudio de los clásicos, la apuesta de Camilla Acampora es dar una luz a esta época en crisis espiritual en que ha derivado muchos años de materialismo mercantil colado en todos los ámbitos de lo humano; ante la muerte tomando su lugar con el Covid-19, la vida adquiere otra dimensión: debemos comenzar por ser ordenados, mesurados, prudentes, regresar a la disciplina y exigir la regulación y el contrato social digital, con la finalidad de deconstruir el malentendido que años de globalización hizo de la libertad real.


*El autor es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Cuauhtémoc y maestro en Educación Superior por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, con experiencia laboral en instituciones gubernamentales como enlace interinstitucional; se ha desempeñado como docente a nivel medio superior y superior en diversas instituciones educativas en la Ciudad de Puebla. Ha sido antologado en libros de poesía, y como ensayista con temáticas de educación, literatura y filosofía en editoriales independientes. Textos suyos se encuentran también en publicaciones periódicas impresas y electrónicas como UnivercienciaMomentoCalmécacRevista de la Universidad del Valle de PueblaRelieves y Revista Mexicana de Vampirismo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: