Ronda insectil

Por: Eduardo Omar Honey Escandón*

Un insecto avanza por la alfombra. Es un insecto feliz, aunque un poco distraído. 

El bebé gatea persiguiendo a un bichito que camina frente a él por el piso alfombrado de un cuarto. Es un bebé contento, aunque apurado. 

La mamá se da cuenta que su bebé está por alcanzar un animal que marcha por el mullido suelo de una de las salas en su hogar. Es una mamá satisfecha, aunque se siente muy sola. 

El señor trabaja en el último piso de un rascacielos con el fin de cubrir las necesidades de su esposa quien corretea al bebé cazador de manchas que huyen sobre la carísima superficie de un salón en su enorme casa. Es un señor ambicioso y de enorme poder, aunque está asustado, muy asustado. 

Un monopolio con enormes ingresos es manejado por un empresario para cumplir con los deseos de su señora que está por alcanzar a su bebé antes de que atrape un bicharraco que se desliza por el carísimo tejido desplegado en el centro del quinto comedor de su mansión. Es un monopolio de renombre y publicitada responsabilidad social, aunque es investigado por el gobierno.

El gobierno audita un corporativo fundado por un magnate al que apenas le salen las cuentas para cumplir con los caprichos de su antigua concubina quien levanta del suelo a su bebé antes de que pesque una alimaña que se arrastra sobre ese vulgar tejido del comedor de visitas en la casa de campo. Es un gobierno fuerte en papel, aunque tiene a cargo un estado fallido y necesita mejorar su posición ante la opinión pública.

Una oligarquía ordena a diversos gobiernos intervenir las trasnacionales de un traidor multimillonario cuya examante recoge en brazos a su bebé dueño de un monstruo que se había lanzado sobre ellos tras envenenar la superficie apenas cubierta por ese sucio trapo del minúsculo desayunador al este de la vivienda que ya no le gusta más. Es una oligarquía conformada por una ínfima colectividad de las personas más poderosas que hay, aunque sólo en Dios confían y se creen protectoras de la humanidad basándose en una muy grupal versión de lo que consideran verdad.

El Enemigo diseñado por la plutocracia controladora de las naciones títeres del mundo para fiscalizar a una quebrada multinacional perteneciente a un apóstata cuya empleada de años atrás manotea a su bebé para que suelte ese invasor que atacó la repugnante finca que mañana venderá. Es un peligroso Enemigo creado por la infodemia con el fin de causar terror y unión en la población, aunque nadie le ha visto la cara ni se le ha derrotado en una guerra mundial que lleva años. 

Es un planeta donde una excusa impuesta por el Nuevo Orden Mundial controladora de los siervos gubernamentales que buscan someter una metanacional dejada atrás por un suicida cuya viuda con un bebé en brazos pega de gritos a la servidumbre para que cacen al alienígena que huye por el ventanal. Es un simpático planeta verde y azul de mediana edad llamado Tierra, aunque últimamente tiene una comezón en las ecologías de su piel así que ya inició sin querer una limpieza total de cualquier molestia.

El insecto avanza con libertad por la alfombra de pasto. Es un insecto feliz.


(México, 1969). Ing. en sistemas. Participante desde los 90s en talleres literarios tanto en México como Venezuela bajo la guía de diversos escritores. Publica contantemente en plaquettes, revistas e internet. Coordina talleres de introducción a la escritura. Pertenece a la generación 2020-2021 del Programa Soconusco Emergente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: