Poesía en tiempos de pandemia

Por: David Walter*

Mis letras vuelan al igual
que lágrimas de los que
han perdido a sus
seres queridos.
El llanto de las tristes
voces es ensordecedor.
Seguimos aquí, atados
de manos y pies,
sin saber qué hacer.
Solo me resta escribir
por cada alma que ha partido
a un nuevo porvenir.
Donde no existe desazón y dolor.

Mis letras sollozan en apacible silencio.
Mi pluma ya no quiere escribir.
Pero lo insto a que lo haga sin cesar,
que esto no perdurará para siempre.
El ser humano es un ser fuerte
que podrá sobresalir
de estas adversidades. 

Escribo con la mano derecha, 

y en la izquierda llevo

una copa de vino

que me acompaña en esta tristeza.

El camino es largo,

y habrá mucho por luchar,

pero existe una luz al final del túnel.

Una luz de esperanza.

Es triste escribir en
tiempos de pandemia,
pero más triste aún es
que te lean
con ojos vidriosos.
Escribo para despedir
el mal sabor del tiempo,
imaginando que ha acabado
esta pesadilla en vida.
Escribo por la historia.

Escribo para que no te sientas solo,

estando en compañía de la frívola nostalgia.

Escribo por ti y por mí.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: